Corregimiento de San Antonio de Prado


San Antonio de Prado es un Corregimiento del municipio de Medellín, localizado en el suroccidente de la ciudad. Limita con los corregimientos de San Cristóbal, Palmitas y Altavista y con los municipios de Itagüí, la Estrella, Heliconia y Angelópolis. Tiene un relativo aislamiento de Medellín, en el sentido de que no hace parte del conjunto de la periferia urbana, puesto que se interpone entre él y la ciudad el corregimiento de Altavista.

San Antonio de Prado tiene 60,4 km2 de extensión. Geográficamente se halla inscrito en la cuenca de la quebrada Doña María, sobre el ramal occidental de la Cordillera Central. Su topografía es quebrada, con una fisiográfica de altas pendientes y profundos cañones, caracterizada por alturas que oscilan entre 2.300 y 3.100 msnm. Entre las mayores alturas se encuentran en cerro del Padre Amaya, que comparte con el corregimiento de San Cristóbal, la cuchilla de las Baldías y el alto de Urquita; otros de menor altura son la Peña de Don Félix, el Alto de la Frisola y el morro la Potrera.

A San Antonio de Prado se puede acceder por dos vías. La vía que intercomunica con el municipio de La Estrella y fluye a la autopista sur, a la altura de Ancón, y la vía tradicional, cuyo acceso es por el municipio de Itagüí, una vía estrecha, con especificaciones limitadas en la calzada y peatonales, que soporta una alta congestión vehicular. San Antonio es además un paso obligado a los municipios de Armenia Mantequilla, Heliconia y Ebéjico.

Veredas

Vereda Potrerito

Vereda Montañita

Vereda la Florida

San Antonio de Prado es un Corregimiento del municipio de Medellín, localizado en el suroccidente de la ciudad. Limita con los corregimientos de San Cristóbal, Palmitas y Altavista y con los municipios de Itagüí, la Estrella, Heliconia y Angelópolis. Tiene un relativo aislamiento de Medellín, en el sentido de que no hace parte del conjunto de la periferia urbana, puesto que se interpone entre él y la ciudad el corregimiento de Altavista.

San Antonio de Prado tiene 60,4 km2 de extensión. Geográficamente se halla inscrito en la cuenca de la quebrada Doña María, sobre el ramal occidental de la Cordillera Central. Su topografía es quebrada, con una fisiográfica de altas pendientes y profundos cañones, caracterizada por alturas que oscilan entre 2.300 y 3.100 msnm. Entre las mayores alturas se encuentran en cerro del Padre Amaya, que comparte con el corregimiento de San Cristóbal, la cuchilla de las Baldías y el alto de Urquita; otros de menor altura son la Peña de Don Félix, el Alto de la Frisola y el morro la Potrera.

A San Antonio de Prado se puede acceder por dos vías. La vía que intercomunica con el municipio de La Estrella y fluye a la autopista sur, a la altura de Ancón, y la vía tradicional, cuyo acceso es por el municipio de Itagüí, una vía estrecha, con especificaciones limitadas en la calzada y peatonales, que soporta una alta congestión vehicular. San Antonio es además un paso obligado a los municipios de Armenia Mantequilla, Heliconia y Ebéjico.

Fuente: Plan de Desarrollo Local Corregimiento San Antonio de Prado (2007). Alcaldía de Medellín. p. 15

Breve Reseña Histórica

“El territorio de San Antonio de Prado fue habitado en la época prehispánica por comunidades nativas que dejaron su legado cultural y social en los materiales de alfarería, instrumentos líticos y caminos que dan muestra de su tránsito por estos territorios y su vida en ellos.

Los caminos viejos de profundos canalones, labrados por las herraduras de la arriería, dan cuenta de San Antonio como un lugar de paso de las relaciones comerciales entre los municipios de Heliconia y Armenia Mantequilla con Itagüí y el valle de Aburrá. La arriería consolidó la economía de Prado con el comercio del tabaco y el aguardiente y una extensa actividad de extracción de madera de los bosques de la cuenca media y alta de la quebrada Doña María ”(Plan de Desarrollo Local de San Antonio de Prado, p.17)

De 1903 a 1909 San Antonio de Prado fue municipio ya que en esta última fecha fue incorporado al municipio de Medellín y definido como corregimiento del mismo. Debido a las poblaciones que migraron de Armenia, Ebéjico y Heliconia en la década de los cincuenta y el incremento a partir de estas fechas en número de habitantes, San Antonio de Prado a atravesado por grandes transformaciones evidenciadas en los procesos de urbanización.

“Dotar a la fracción de una plaza para el funcionamiento de los servicios religiosos, educativos y civiles, útil además para el comercio y el encuentro de los vecinos, fue promovido por uno de los personajes más influyentes en los destinos de la fracción durante la segunda mitad del siglo XIX: Manuel Betancur Uribe. Portador de uno de los apellidos más representativos de los habitantes del territorio pradeño desde inicios del siglo XVIII, Manuel se había distinguido como defensor de la feria de ganado de Itagüí, y en 22 de Julio de 1869, junto con otros vecinos de la fracción y algunos de la Estrella, hizo compraventa del terreno donde se desmarcó la plaza y las principales calles de Prado de 10 varas de longitud cada una.”

Fuente: Historia de San Antonio de Prado. Medellín (2008). Alcaldía de Medellín. p. 25

El Corregimiento está compuesto por ocho veredas: Potrerito, La florida, Yarumalito, El Salado, Astilleros, Montañita, La Verde, San José, y una zona Urbana compuesta por cinco centralidades: Centralidad tradicional, Centralidad del Limonar, Centralidad del sector alrededor del Barrio Pradito -Centro Barrial Pradito-, Centralidad alrededor del Centro Barrial Rosaleda, Centralidad, alrededor de La Urbanización Barichara y del Parque Biblioteca José Horacio Betancur.