fbpx
corregimiento de san antonio de praod
¡No imaginábamos la tragedia!
12 Abril, 2017
www.dsanantoniodeprado.co
Cronicas del Parque de San Antonio de Prado (II)
14 Abril, 2017

El comité que le dio vida al Vergel

san antonio de prado

Transcurrían los años 60´s, más exactamente 1964, cuando en la vereda las Cuchillas se formó un movimiento cívico comunal que revolucionó los ánimos de los escasos habitantes, unas cuarenta y cinco familias que vivían allí, quienes carecían de todos los servicios básicos necesarios para tener una vida digna como higiene, transporte, salud, educación, electricidad, infraestructura, acueducto y alcantarillado. Este movimiento cívico lo lideró el señor Luis Alberto Restrepo Hoyos, líder más importante que a la fecha ha existido en el barrio; otros líderes y lideresas quisieron acompañarlo, ellos fueron el señores Norberto Penagos, Miguel Jiménez, Ignacio Bustamante, las señoras Clara Bustamante, Olga Salazar, Lucía Cano y María Luisa Arenas, esta última fue candidata por la vereda las Cuchillas en el Reinado de Belleza Comunal de San Antonio de Prado en1967, un evento con el fin de recoger fondos para la conformación de la Juntas de Acción Comunal a nivel corregimental. Así pues, se consolidaba y reconocía aquel Comité Cívico Comunal que lideró en nuestro territorio llamado antes vereda las Cuchillas, cuyo nombre dividió opiniones muy encontradas pues parecía de mucha violencia ya que los demás habitantes del territorio nos llamaban los cuchilleros, por lo cual la secretaria del Comité, María Luisa Arenas, propuso cambiar el nombre de la vereda por el de El Vergel que significa sendero largo lleno de flores. Esta designación fue acogida y llevada a cabo por el español Luis Coboyo (alias Machín), quien era para entonces el inspector de higiene del corregimiento, a este señor le debemos el acompañamiento tan importante para la consecución del acueducto y el alcantarillado que en el 2015 celebró sus 50 años, cuyas actas figuran con fecha de 1965, hoy en día es la empresa Junta Administradora de Servicios de Acueducto El Vergel con personería jurídica y avalada por la superintendencia de servicios públicos.

El acueducto y el alcantarillado construidos entre 1964 y 1967 son conductos que aún reposan bajo la calle principal como patrimonio del Vergel, estos fueron los primeros grandes logros de este movimiento cívico comunal, de esta manera se pudo llevar el agua corriente hasta cada casa, donde en tanques o posetas se guardaba el agua como reserva para el consumo y uso doméstico; de las quebradas donde se canalizaba tal agua, los habitantes que seguían las costumbres iban hasta La Cabuyala que nace en la vereda la Florida y La Manguala que nace en el Alto el Romeral, donde confluían niños, mujeres y pescadores a bañarse, lavar ropa y atrapar grandes corronchos y briolas de color marrón que llevaban a casa para cocinar.

A mediados de la década de los 60, la Gobernación de Antioquia junto con la Asamblea Departamental otorga al Comité Cívico Comunal personería jurídica 069 del 4 de mayo 1967, se decretó al señor Alberto Restrepo como presidente de la Junta de Acción Cívico Comunal adscrita al departamento de Acciones Comunal del Municipio de Medellín, ya constituidos legalmente se emprende otra aventura gigantesca en querer conseguir para la vereda una escuela, pues los niños y niñas de entonces no tenían oportunidad de estudiar ya que las dos escuela que existía en la cabecera corregimental llamadas Escuela de Varones Manuel J. Betancur y Escuela de Niñas, llenaban los cupos por la gran cantidad de pequeños de las otras veredas, estos dos centros educativos posteriormente fueron llamados escuelas Carlos Betancur y Manuel María Mallarino respectivamente; cabe resaltar que don Carlos Betancur Betancur fue pionero de la educación en San Antonio de Prado quien junto con el señor Manuel José Betancur Vélez fueron senadores, diputados y concejales del departamento y la ciudad.

La escuelita Gustavo Rodas Isaza

Con la intervención del Municipio y Comité de Cafeteros de Antioquia por ordenanza #21 del año 1959 se consigue comprar por la suma de $14.000 pesos, una casa lote de propiedad de Jesús Ángel Tamayo y hermanos conocidos como los judíos, ya que eran errantes y vivían en muchos lugares; inicialmente este terreno para los años de 1900 era de los hermanos Fernandina y Lázaro Garcés. La construcción de la soñada escuela se hizo con diseños y aportes del Comité de Cafeteros de Antioquia. El 4 de febrero de 1967 la profesora Blanca Luz González Castrillón con unos 28 alumnos en el grado primero, comienza las clases en la Escuela Rural El Vergel, primer nombre de nuestra escuela. Los horarios de clase eran de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 1:00 p.m. a 4:00 p.m., los sábados también se estudiaba de 8:00 a.m. a 12:00 p.m.

En 1968 se inaugura oficialmente con una matrícula de 70 alumnos, en este año también se inaugura el acueducto y alcantarillado de la vereda. Durante las primeras décadas de labor académica, es notorio que el 85% de la deserción de los estudiantes se daba por el cambio de domicilio, pues muchas familias trabajaban como cuidadoras de fincas por tiempos.

Por decreto municipal 2077 del 6 de noviembre de 1974 la escuela fue nombrada Gustavo Rodas Isaza, pero ¿quién era este señor? Fue un periodista muy importante, pionero de la radio en Antioquia, nacido en Medellín el 8 de marzo de 1905 y falleció en 1976, quien fundó la primera empresa periodística radial del país para trasmitir noticias. Comenzó en Ecos de la Montaña a dar boletines periódicos y entre sus noticias importantes le tocó narrar en vivo por radio la muerte de Carlos Gardel en el accidente aquel del 24 de junio de 1935, por este legado periodístico la Asamblea de Antioquia le rinde homenaje con su nombre a la escuela Rural El Vergel, hoy en día sede primaria anexa a la Institución Educativa Manuel J. Betancur desde el 2005, en el 2017 se celebrarán los 50 años de existencia de enseñanza a la escuelita Gustavo Rodas Isaza.

Para la Junta de Acción Comunal El Vergel luego vinieron hechos demandantes como la carretera vial, que en un principio fueron rieles de cemento desde la Manguala hasta la entrada de los Quintana; la luz eléctrica que llegó gracias a Empresa Públicas de Medellín, se cuenta que solo las fincas de los ricos tenían luz, que venía por unos cables desde el Municipio de la Estrella sostenidos en pilastros de madera, y que conllevaba al contrabando de luz por los vecinos para iluminar sus humildes hogares.
Se empezó a electrificar por sectores, primeramente, el Vergel Sur (sector Parque Biblioteca y alrededores) y parte alta (Los Quintana), uno de esos primeros bombillos que iluminaron la noche estuvieron en la casa de Clara Bustamante.

En la actualidad la Junta de Acción Comunal El Vergel Centro es la más antigua del corregimiento y una de las únicas que está vigente desde su comienzo. Por todos estos motivos se considera que la Acción Comunal y cada uno de sus líderes es lo más importante que ha sucedido en el barrio El Vergel; Porque gracias a ella se ha logrado el progreso que hay en la comunidad principalmente, se le ha ayudado a familias, ha traído la telefonía por intermedio de actores políticos en campaña, el Comité de Cafeteros hizo posible el acueducto, el alcantarillado, la electricidad y la escuela, ya que la vereda El Vergel contaba con cierto número de árboles donde se producían toneladas de café.

La Junta de Acción Cívico Comunal Vergel que comprendía Vergel sur, Cantarrana, y Vergel Centro se reunían cada mes en la escuela, promovieron festivales llamadas las famosas “chocolateadas” o veladas los fines de semana, donde había música, licor y baile, además se vendían ricas empanadas donde confluían las familias de la Vereda. De allí, salían muchos noviazgos y había dedicatorias como la de Tiberio Muñoz a Fabiola Bustamante, Luis Emilio Ortiz a Lucia Cano, Joaquín Vélez a Clara Bustamante.

La principal actividad comercial era las empanadas de Ana Muñoz y Clarita, las célebres rifas donde se apuntaban en una lista larga los números por “cantarillas” se rifaban relojes de pulso, anillos, pulseras y aretes de oro. En la vestimenta de la época las mujeres usaban accesorios brillantes y candongas como las españolas, sombrero, guantes y zapatos del mismo color; los hombres usaban pantalón, camisa y cuello almidonado en crudo. Algo muy tradicional en las mujeres solteras era el uso del sombrero de velo tapándole solo hasta los ojos, y las viudas todo el rostro.

La Junta de Acción Cívico Comunal

La Junta de Acción Cívico Comunal en sus cargos directivos tenía diferentes comités, el más importante era el de servicio social, cuenta Doña Clara Bustamante que iban hasta la vereda San José a regalar mercados, si una persona necesitaba una ayuda, el Comité visitaba su casa y miraban las necesidades. Para los entierros, la Junta de Acción Cívico Comunal daba dinero para enterrar al difunto, que para la época era llevado en procesión hasta el cementerio San Lorenzo en la cabecera corregimental.

La Junta directiva era electa democráticamente según sus estatutos en asamblea que se hacían en la escuelita cada dos años, se reelegía o se escogía otra plancha, existían más de 50 personas a las asambleas, siendo notorio el interés, confianza y apoyo que los habitantes del Vergel le tenían a ese grupo de líderes y lideresas agrupados y llamados Movimiento Cívico Comunal, Junta de Acción Cívico Comunal Vergel y posteriormente Junta de Acción Comunal Vergel Centro que trabajaban por el bienestar social y comunitario del territorio que antes era llamado Calle de los Durango en el siglo XIX, Vereda Las Cuchillas en siglo XX y Barrio El Vergel siglo XXI.
Autores:

Jaime Restrepo
Génesis Vélez
Nereida Salazar
Margarita Salazar
José Ignacio Bustamante
Publicado en la edición 147 del periódico Ciudad Rural
Este artículo hace parte de la serie MEMORIAS DE MI VEREDA, un proyecto de fomento de lectura y escritura con información local que busca el rescate de la memoria rural de San Antonio de Prado. Este proyecto fue planteado por el Parque Biblioteca José Horacio Betancur y un grupo de sus amigos, para presentarlo a la convocatoria 100 estímulos para innovar en las bibliotecas públicas 2016, abierta por el Ministerio de Cultura y de la cual ha sido ganador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *