fbpx
Eventos En San Antonio de Prado
30 Abril, 2017
Alberto Mesa Vásquez
25 Mayo, 2017

Héctor Manuel Castaño el orgullo paisa de San Antonio de Prado

Héctor Manuel Castaño Betancur nacido el 23 de enero de 1965 es una persona alegre que siempre está con disposición de entablar una buena conversación con todos, no importa la edad, el género, el estrato social, siempre habla con todos de igual forma y respeto,  incluyendo siempre ese ingrediente humorístico al diálogo  franco y sincero con sus familiares y amigos. Se le nota siempre la berraquera paisa, nunca se le ve triste o derrotado por alguna circunstancia  por más difícil que sea, siempre le busca la solución a la dificultad. de esto da fe el siguiente texto tomado del periódico el Tiempo del  17 de octubre de 1994

“HÉCTOR MANUEL HIZO VALER EL ORGULLO PAISA

Eso sí que es orgullo. Orgullo paisa. Y también vergüenza profesional. Porque al promediar el ascenso hacia Fusagasugá, por la recta de Chinauta, Héctor Manuel Castaño hizo una seña inequívoca de que físicamente estaba en inferioridad de condiciones. Una notoria inflamación en la ingle, producto de un golpe en una caída, lo tenía viendo estrellas. A pesar de todo, estaba comandando el lote de punta, marcando el paso del lote en los instantes cruciales de la octava etapa del Clásico RCN-Caja Popular Cooperativa 45 años. Y así se mantuvo durante los 25 kilómetros del ascenso al Alto de San Miguel, última dificultad de la carrera”.

 

Nuestro orgullo pradeño… a pesar de haber nacido en Itagüí, se  retiró como ciclista activo en el año 2002, perteneciendo al equipo venezolano Alcaldía de Cabimas, siendo subcampeón del Clásico Banfoandes y de la Vuelta a Guadalupe.

 

Desde finales del  2016 es técnico del equipo Orgullo Paisa, y es un empresario de la importación de ciclistas Colombianos, Además; es un líder social de San Antonio de Prado al cual le tienen un gran aprecio y admiración, no solo por ser un ciclista profesional reconocido a nivel mundial, sino también por ser un líder social  y político del corregimiento.   

 

El ex ciclista del Kelme en las temporadas 95-96 compartió con Laudelino Cubino, Roberto Heras, Francisco Cabello y “Chepe” González, entre otros ciclistas. recuerda con cariño al entrenador Álvaro Pino, porque el fue el que lo inspiró : “Es la persona que más ha influido en mi carrera como entrenador. De él aprendí todo lo que sé, por eso me siento eternamente agradecido. Pino era un entrenador férreo, activo y agresivo en las carreras, igual que yo”,

 

Una de las anécdotas que más recuerda Castaño de su paso por Europa es cuando participó del Tour de Francia del 95, el cual ganó el gran Miguel Indurain: “Recuerdo que yo no sabía cómo decir que tenía hambre. Me llevaba la mano a la boca y le hacía gestos a los meseros, pero no me entendían, sufrí mucho… pero los compañeros de equipo me ayudaron mucho comenta Héctor.

 

Empezó su carrera a los 16 años de edad en el Club Gallístico Villa Julia, de Guayabal, Medellín. inicio con una bicicleta que pesaba 20 kilos que su padre había comprado en la isla de San Andrés, luego pasó al Orgullo Paisa, equipo con el que estuvo en dos etapas (93-94 y 97-98). También hizo parte del equipo Orbitel, del Postobón y del Pinturas Philar. Fue subcampeón de la Vuelta de la Juventud de 1986; campeón de la Clásica de Antioquia de 1994, de la Clásica Súper de 1985, de la Clásica Feria de las Flores de 1992; subcampeón de la Vuelta a Costa Rica; tercero, cuarto y quinto de la Vuelta a Colombia y cuarto y quinto del Clásico RCN.

 

Después de trabajar con la liga de ciclismos de Antioquia como técnico en el programa “Fomento al ciclismo Antioquia Piensa en Grande” con el Gobernador Luis Pérez Gutiérrez, impulsando el ciclismo en todos los municipios de Antioquia, regresa a su casa “El Orgullo Paisa”, donde dio sus primeros pedalazos como técnico en la presente temporada 2017, completando 37 años en el mundo del ciclismo mundial.

 

Casado con María Cristina Rivera y padre de Evelyn Castaño, Héctor a sus 52 años sigue siendo tan alegre y dicharachero como siempre. Es un agradecido de tiempo completo y le echa la culpa de estar en la política a Jesús Piedrahita,  “Yo odiaba la política hasta que Jesús me empezó a invitar a reuniones, entonces me fue picando el bichito”, dice Héctor.

 

Esperamos siga con su energía aportando muchos triunfos al depòrte y a la comunidad desde las  bielas y la política.

Por: Alberto Mesa Vásquez

Periodista comunitario

albertomesavasquez1@gmail.com

 

Fuentes:   revistamundociclistico.com  www.eltiempo.com/

  Fotos:    colombiamaspositiva.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *