Que se mueva la movilidad…
26 Diciembre, 2017
El Deporte: pasatiempo
26 Diciembre, 2017

¿Vereda o Barrio?

te articula

La Florida, ¿Vereda o Barrio?



La vereda La Florida es tierra de suaves pendientes, un clima templado, fertilidad en los suelos, con una oferta hídrica abundante y el turismo de los estaderos que ofrecen la trucha, con la cercanía inmediata a la centralidad del corregimiento configuran la vereda como una zona con mucho progreso económico y de expansión urbanística.
La vereda tiene enormes predios sin pobladores, esto lo evidencian 193 propiedades registradas y dos feudos que comprenden 112 hectáreas, equivalentes al 45% del área total de la vereda; los 191 restantes constituyen el 55% de La Florida, según registro de Catastro Municipal.

Slider
La vocación social y económica de la vereda es la función de protección y producción forestal. La agricultura se adelanta en pocas y pequeñas parcelas campesinas que cultivan hortalizas, cilantro, espinaca, tomate, cebolla y frutas como la mora; productos que se comercializan directamente en la centralidad del corregimiento con participación en la economía veredal, destacándose el cultivo de trucha y las actividades recreativas y turísticas.

En la Florida las tierras aptas para la agricultura se destinan a la ganadería y en gran medida a la pequeña porcicultura con el propósito fundamental de obtener la porquinaza, que, mezclada con agua, se utiliza para abonar los potreros que ocupan cerca de tres cuartas partes de la vereda.

La mayoría de los habitantes son propietarios de sus viviendas y en los últimos años ha florecido un intenso proceso poblacional, que incrementó la densidad poblacional, que da impresión de ser más un sector de barrio, que de zona rural.

La declaratoria de San Antonio de Prado como zona de expansión urbanística creó un alto flujo migratorio que ha provocado el cambio en la identidad de la cultura campesina, por esta razón una parte de los líderes, manifiestan “sentirse como extraños en su propia vereda”. El flujo de tanta gente nueva también explica, según ellos, la falta de interés de la comunidad para generar espacios de fortalecimiento con proyectos sociales.

La gran mayoría de los habitantes trabajan fuera de la vereda, específicamente en el sector de servicios en la zona urbana de Medellín y en el municipio de La Estrella. Hay que tener en cuenta que la acelerada proliferación de construcciones de urbanizaciones y en especial en la vereda, trae consigo muchos problemas que afectan a la vereda y hacen que su dinámica social sea grande y acelerada, lo cual se evidenciará en el futuro, con las diferentes problemáticas de seguridad, educación, salud y empleo, entre otras problemáticas.
Es por esto que la planificación de la vereda es una obligación de la comunidad, para mejorar la calidad de vida de ese sector rural.
Por: Alberto Mesa Vásquez Periodista comunitario. Noviembre de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *